La fascitis plantar o fasciosis plantar es una alteración del tejido conectivo elástico de la planta del pie. Siempre está asociado a una inflamación y engrosamiento de este tejido.

Las funciones principales de la fascia plantar son las de mantener el arco plantar para que no se produzca un hundimiento de los metatarsianos y , la absorción de los impactos que producimos al caminar o al hacer ejercicio. Por eso , esta patología es mucho más frecuente en deportistas que en personas más sedentarias. En personas que no practican deporte, suele ser más frecuente a partir de los 45 años.

Las causas de esta lesión suelen tener una relación muy directa con una mala pisada. La mayoría de la gente no tiene una buena pisada y es por múltiples motivos: Alteraciones en las estructura del pie ( pie cabo , pie plano , pie en inversión , pie en eversión, etc ), acortamiento de la cadena posterior de la pierna ( la zona posterior de la pierna, sobretodo los gemelos y sóleo están íntimamente relacionados con la fascia plantar ) , así como posturas viciadas a la hora de caminar.

Cuando la lesión es debida a este tipo de causas , un buen estudio de la pisada asociado a una plantilla y un buen tratamiento de fisioterapia suele ser suficiente.

Cuando la fascitis es provocada por un traumatismo directo sobre la fascia o una tensión alargada en el tiempo, esta fascitis suele generar una desestructutación de ese tejido conectivo. Este tipo de lesiones son algo más complejas que las mencionadas anteriormente ya que, al tejido fascial no le llega demasiada sangre, y su regeneración es mucho más costosa.

Para abordar este tipo de lesiones es importante tener una visualización ecográfica de la zona dañada. Las exploraciones tanto ecográficas como manuales son indispensables para descartar otro tipo de patologías que pueden provocar una sintomatología parecida ( espolón calcáneo , tensión excesiva en la zona inferior del tibial posterior,… )

Hoy en día existen medios a nivel de fisioterapia que pueden ayudar a estimular esa cicatrización del tejido afectado ( E.P.I ).

Para terminar , vamos a mostrar una imagen con los porcentajes de mayor sintomatología de una fascitis.

 

Incidencia fascitis

 

Javier Jiménez Peco

Nº colegiado 7515